Cocina con nervio

Sopa de ajo con mejillones

Una casualidad dio origen a esta preparación, alguno pensará que menuda locura echar a una sopa de ajo unos mejillones, yo sólo puedo decir, probar, con ello no perdéis nada.

Esta receta me gustaría dedicársela a mi amigo Floren Torrelledó, el mejor locutor de radio y el más madrugador.

Ingredientes:

Elaboración:

Comenzamos cortando el pan en trozos pequeños, una vez cortados en una cazuela con dos cucharadas de aceite rehogamos el pan, así mismo añadimos a este el pimentón y dos dientes de ajo, seguimos dándole vueltas, no hace falta que tome mucho color. Cuando veamos que el pan está bien rehogado, añadimos medio litro de agua aromatizada con dos dientes de ajo para que tome el aroma de estos, así mismo le añadiremos un vaso del jugo de los mejillones, dejaremos cocinar unos veinte minutos y seguido cuando la sopa se temple añadimos los mejillones, esto es debido a que no queremos que el mejillón tenga un exceso de cocción.