Cocina con nervio

Rosquillas de Anís con nervio.

Llevaba mi querida esposa insistiendo varios días con que le haría las rosquillas y los retortiñaos que hacía su abuela, preguntó a su prima Maria Jesús para ver si se acordaba de la receta y por fin la consiguió, no dejaba de decirme que recordaba su sabor, qué podía hacer, pues poner manos a la obra y aquí están. Por los comentarios creo que he conseguido hacer recordar un sabor de la niñez de mi mujer.

Ingredientes:

Elaboración:

Poner en un bol grande un huevo batido, añadir : aceite, azúcar, leche y el anís, batir bien para que quede bien integrado lo anterior.

Seguidamente mezclaremos la harina y la levadura, la iremos añadiendo a la masa anterior, poco a poco, integrándola bien hasta que nos quede una masa que no se nos pegue en las manos al amasar.

Hecho lo anterior iremos formando las rosquillas, para ello cogeremos pequeñas porciones haremos una bola para seguidamente aplastarla y con el dedo le haremos el agujero.

Sólo nos queda freírlas en un buen aceite y a temperatura moderada para que se hagan bien por dentro, sacarlas y espolvorear con azúcar blanquilla.

Nota:

C/S = cucharada sopera.

C/C = cucharada de cafe.