Cocina con nervio

Pudín de manzana

Un rico y sano postre, este tipo de preparaciones dulces las podéis hacer cuando veáis que tenéis mucha fruta y queréis aprovecharla para que no se pierda. Muchas veces con niños en casa a los que no les gusta la fruta esta es la solución para que se la coman como si fuera un caramelo.

Ingredientes:

Elaboración :

Primero pelamos y descorazonamos las manzanas, las cortamos en dados de dos cm y reservamos. En una sartén calentamos la mantequilla, añadimos las manzanas troceadas y 2 c/s de azúcar, cocinamos las manzanas hasta que se caramelicen, retiramos del fuego y reservamos.

En un cazo añadimos la leche, 2 c/s de azúcar una tira de piel de limón, otra de naranja y un palito de canela, calentamos hasta que empiece a hervir, cuando esto ocurra retiramos del fuego. Dejamos que la leche se temple, quitamos la canela y las pieles, una vez de que la leche esté templada la batimos con los huevos en un bol grande, añadimos los sobaos desmigados y la manzana caramelizada que teníamos reservada, mezclamos bien y reservamos.

Precalentamos el horno a 280 g/c, hacemos el caramelo con cuatro cucharadas de azúcar y una de agua, en un cazo, tiene que quedar un caramelo rubio y lo verternos en un molde rectangular.

Para finalizar vertemos la crema que tenemos reservada y ponemos el molde al baño María con tres dedos de agua, horneamos durante 40 minutos a 180 g/c.

Cuando pinchemos la masa y salga limpio el pincho sacamos de la bandeja y dejamos que se enfríe el pudín.

Guardar en la nevera dos horas antes de servirlo.