Cocina con nervio

Huevos revueltos con piperrada.

Leyendo unos de los libros del desaparecido Joel Robuchon, recordé una de sus recetas la cual llevo cocinándo muchos años, se trata de unos huevos revueltos con pìperrada , yo quise darle mi toque personal quitándole a la piperrada el tomate y añadiéndole un par de buena cucharadas de pulpa de choriceros, hacer la prueba y luego me comentáis.

Ingredientes:

Elaboración:

Comenzamos limpiando bien la verdura, la cortamos en tiras y la cebolla en Juliana, en una sartén amplia con tres cucharadas de aceite salteamos la verdura hasta que esté bien pochada, a esta verdura le subimos un poco el fuego y le añadimos un vaso de buen txakoli, dejamos que se evaporen los alcoholes. Seguidamente añadimos la pulpa de choriceros cocinando todo tres o cuatro minutos a fuego moderado, reservamos hasta el emplatado.

A continuación vertemos los huevos en un bol de cristal, me gusta darle una capa de aceite al interior del mismo y batimos hasta que no veamos ningún resto de la clara junto a la yema. Continuamos colocando un cazo grande al fuego con agua hasta la mitad, cuando el agua hierva bajamos el fuego y colocamos el bol al baño María y con una varilla no dejamos de batir hasta conseguir una mezcla de pomada cremosa.

Una vez conseguida la consistencia deseada, sacamos del baño y rectificamos de sal y pimienta.

Final y presentación:

Disponemos un aro de emplatado en el centro del plato, rellenamos el mismo con una buena ración de piperrada dejando sitio para el revuelto, el cual añadiremos a continuación.

Retiraremos el aro y decoraremos con flores o brotes.