Cocina con nervio

Crema de coliflor con aceite de ajo, guisante lágrima y boletus edulis .

Otra receta otoñal con mucho sabor, empiezan las setas, los guisantes lágrima están en los últimos coletazos, pero siempre guardo alguno congelado para preparaciones como esta y otras parecidas. De la coliflor me declaro admirador, pues la suelo usar sobre todo a modo de crema.

Ingredientes:


Elaboración:

Comenzamos triturando la coliflor en un vaso de batidora, le añadimos la nata y un poco de sal, emulsionamos bien la mezcla y reservamos en caliente.

En un robot o en un vaso de batidora añadimos sal, aceite de oliva, dos dientes de ajo y un ramillete de hojas de perejil, trituramos bien, colamos y lo metemos en un biberón de cocina.

Ponemos en un colador los guisantes y los cocinamos al vapor un par de minutos.

Cortamos los hongos en trozos regulares y los marcamos en una sartén con unas gotas de aceite y una pizca de sal, no hace falta cocinarlos mucho, sacamos de la sartén a papel absorbente y reservamos en caliente hasta el emplatado.

Final y presentación :

Colocamos en el fondo del plato dos cucharadas de la crema de coliflor, alrededor de esta un cordón de aceite de ajo y perejil, coronando con los trozos de hongos y unos guisantes lágrima u otros.