Cocina con nervio

Restaurante TEIKE







Vuelta a Balmaseda Linda Villa y repito en el TEIKE, este restaurante de nueva apertura no deja de asombrarme, su decoración, sus menús del día y de degustación, que bien podrían estar en restaurantes de campanillas, ya que en mi humilde opinión al Teike le sobra lo que a otros les falta OFICIO.

Su propietario y chef Iñigo Ramos es un joven Balmasedano curtido en mil batallas guisanderas, en restaurantes de Suiza, Ibiza y Francia, la finura de sus platos, tenéis que probarlos para comprobar que sutileza, sin estridencias ni adornos que no aportan nada. En definitiva un gran cocinero con oficio y sabiduría gastronómica.

Después de comer el veredicto fue unánime, hemos comido de cine.

Degustamos :

Como primeros platos:

Putxera de alubias.

Espárragos frescos con tempura y salsa romesco.

Tagliatele en salsa Alfredo


Segundos platos:

Merluza en salsa Bizkaina (la Bizkaina perfecta).

Carrillera con parmentier trufado.

Presa ibérica asada con patatas

De postre comimos :

Torrija con helado y tiramisú.

Resumiendo y sin dar falsas alabanzas dado que pagamos religiosamente, que comer de gorra predispone al alago a la hora de valorar un establecimiento, nos encantó.

Iñigo Ramos te auguro mucho éxito.

Todos los platos estuvieron bien cocinados, en su punto y bien resueltos, ricos y con mucho sabor.

El precio 14 euros con pan y vino por pax