Cocina con nervio

Terrina de anchoas marinadas, tomate y vinagreta de aceitunas negras

Desde que adquirí una envasadora al vacío me encanta preparar estas terrinas de pescado o de carne, además he comenzado a preparar recetas con productos cocinados a baja temperatura ( también me he comprado un Roner ) que es una de las tendencias actuales dentro del panorama gastronómico. Por fin este tipo de aparatos han entrado en las cocinas de los aficionados.

Ingredientes:

Elaboración:

Limpiamos las anchoas y les quitamos las espinas, las introducimos en agua fría con sal para que suelten impurezas durante cinco minutos.

Metemos en vinagre las anchoas durante dos horas y las reservamos en la nevera.

Cocinamos el tomate en una cazuela con un poco de aceite, azúcar, sal y la albahaca picada finamente, cuando veamos que tenemos el tomate bien confitado, pero que no se haga puré, lo reservamos hasta la hora de montar la terrina.

Trituramos las aceitunas y las aliñamos con una porción de tomate, cebolleta, aceite, vinagre y sal.

Para montar la terrina disponemos en un molde una capa de anchoas, una de tomate, otra de anchoas, otra de tomate, finalizando con una capa de anchoas. Entre las capas podemos poner un poco de puré de aceitunas, hecho lo anterior metemos en el congelador la terrina durante una hora, metida en una bolsa a la cual le hemos aplicado el vacío para que la preparación nos quede más compacta, esto nos permitirá racionar esta en trozos regulares de menor tamaño.

Para finalizar cortamos las terrina en porciones, las disponemos en un plato y acompañamos con vinagreta y un bouquet de lechugas.