Cocina con nervio

Focaccia, con una de calamares

Uno de mis panaderos de referencia y además amigo, me regaló una focaccia la cual estaba condimentada con tinta de calamar, un acierto, para mi fue un éxito, pues estaba riquísima y a la vez diferente, su sabor era profundo y su aroma al pasarlo por la plancha embriagador. Estoy hablando de Roberto Fernández, de Crosta panadería Zalla (Bizkaia), este se está convirtiendo en un referente para los panaderos del estado. Su dedicación a la fabricación de pan de calidad con la utilización de hasta cuatro harinas diferentes, la chinchorta , varias especialidades de panes algunas de estas ya olvidadas. Bravo Roberto!!!!!

Ingredientes :

- 12 calamares de dedal.

Elaboración :

Partimos cortando la focaccia en cuatro rectángulos y los abrimos por el medio, seguidamente con un poco de aceite echamos la cebolla y la ponemos a pochar. Por otro lado limpiamos bien los calamares y les cortamos los tentáculos, una vez limpios los añadimos a la cebolla y cuando estén a medio hacer le añadimos el vino blanco y guisamos todo hasta que estén en su punto, hecho esto reservamos. Pasamos por tempura las tentáculos, los freímos y escurrimos una vez dorados. Para montar la focaccia disponemos en la capa inferior unos tentáculos en tempura y cerramos esta, la pasamos por la plancha y colocamos encima tres calamares con su salsa de cebolla.