Cocina con nervio

El rabo de vaca sin hueso.

Es una de las recetas que más preparo y que más gusta a mi familia y amigos. Lo mismo en casa que en la sociedad gastronómica es una de las recetas más aplaudidas por mis comensales.

Hace poco empecé a innovar un poco con este tipo de carnes y surgieron varias ideas esta es una de ellas.

Ingredientes:

-un rabo de vacuno.

-100 gr de harina.

-un litro de vino crianza.

-aceite de oliva.

-un pimiento verde.

-un pimiento rojo.

-dos cebollas medianas.

-200 ml de caldo de carne.

-tres patatas.

-150 gr de mantequilla.

-sal.

Elaboración:

Comenzamos cubriendo con aceite el fondo de una olla exprés, en la misma comenzaremos a pochar la verdura comenzando por la cebolla. Por otro lado en una sartén sellaremos el rabo ya troceado y pasado por harina (eliminar el exceso de harina). Sellada la carne la introduciremos en la olla, le daremos a todo unas vueltas, hecho esto añadiremos el vino, dejaremos que se evaporen los alcoholes y a continuación cubriremos todo con el caldo.

Cerraremos la holla y dejaremos que se guise por espacio de cuarenta minutos.

Una vez cocinado el guiso, abriremos la olla y sacaremos el rabo de la misma y el caldo de cocción lo trituraremos y poniéndolo a hervir dejaremos que se reduzca el caldo hasta una consistencia de napado.

Hecho lo anterior introduciremos la carne y cocinaremos todo durante cinco minutos más.

Una vez que tenemos el guiso, quitamos el hueso a cada pieza del rabo introduciendo en el hueco puré de patata el cual tendremos hecho, para esta operación lo mejor es una manga pastelera, una vez rellenado las piezas las envolveremos en papel de plástico y dejaremos que se enfríe de un día para otro.

Para montar el pintxo depositaremos unas cucharadas de salsa en el fondo del plato, calentaremos el rabo diez segundos en el microondas y lo colocaremos sobre la salsa caliente.